Sinceramente, me importa un peo de mona si estás de acuerdo con lo que digo o no. Y cómo decidas sentirte al respecto es cosa exclusivamente tuya, no mía. Los comentarios están ahí porque me agrada leer las opiniones de otros, no para que otros me digan lo que puedo o no escribir. Eres libre de opinar, para eso SÍ están los comentarios. Pero no esperes que me sienta culpable si algo que lees te hace pupa, o crees que es falso. Y me gusta llamar a las cosas por su nombre, lo cual no está muy en boga.Soy un tío muy sarcástico, y tengo poca paciencia con las estupideces. Soy un tío muy racional, me gustan la lógica y los debates bien argumentados. Eso quiere decir que obtengo muy pocos de esos. Por ello, este blog estará bastante cargado de sarcasmo. También me va mucho la hipérbole, especialmente con fines humorísticos.

Supongo que todo esto viene a resumirse en que la corrección política me importa un huevo de pato, y que no esperes que me sienta mal si en tus comentarios me dices que te ofende lo que lees aquí, o que vas a dejar de leer mi blog por ello. Por mí puedes tirarte al río. Sí, y eso tambien se aplica si eres mi amigo.

Después de sobrepasar la mítica marca de los 620 comentarios en una sola entrada (desde 2005), y convertirme de lleno en una leyenda de Internet cuya gloria brillará para siempre, convirtiéndome en todas las Maravillas del Mundo a la vez, he decidido que es necesario publicar este documento legal, dedicado a todos aquellos que se han dedicado, se dedican, o se dedicarán a tratar de insultarme en los comentarios de este blog porque no les gusta lo que digo.

 

“Al enviar comentarios ofensivos. reconoces que tengo todos los derechos de propiedad sobre la totalidad de los contenidos de tu mensaje, cualquier imagen adjunta, tu dirección de email, tu casa, tu coche, tu priogénito y tu alma. Adicionalmente, accedes a que yo pueda publicar tu dirección de correo, IP y cualquier otra información en este y otros sitios web, y aceptas que tengo razón en todo y tú eres un retrasado. Adicionalmente, reconoces que es correcto que yo o cualquier otra persona te insulte y difame en este o cualquier otro sitio web, en público, en tu lugar de trabajo, o en cualquier otro lugar e esta o ne cualquier otra dimensión. Reconoces que enviar un comentario ofensivo es motivo suficiente y una solicitud para ser difamado, despreciado, e insultado en exceso. No puedes demandarme por ninguna razón, jamás, y esta renuncia de responsabilidad está sujeta a cambio sin previo aviso, estando tú sujeto a las nuevas y antiguas reglas, a pesar de los cambios hechos. Si no accedes a estas condiciones, no envíes comentarios ofensivos.

Ah, y de paso.

Aprueba esto

Anuncios