La obviedad del día: ir a la Fnac en fiestas es, en general, una idea de gilipollas. Bien por mi.

Anuncios