Gracias, Bill Gates

Por cosas como estas, odio a los informáticos.

Estos días, Windows XP me está tratando de esta manera. ¿Y por qué? No lo sé.

El otro día, siguiendo la sugerencia de Missplaced, instalamos Ubuntu en el ordenador netbook que me ha vendido mOlecula. Miniyo (me refiero al ordenador, no a Missplaced) lo ha aceptado muy bien, y la verdad es que es interesante aprender poco a poco a manejarlo. Da la sensación de ser un poco más lento que Windows ejecutando aplicaciones, pero por otro lado es verdad que la aplicación que se cuelga no te jode la vida. Sobre todo cuando lo que tienes abierto es el explorador y lo que estás tratando de hacer es mover un archivo de una carpeta a otra. Estoy seguro de que la gente de Microsoft considera que esa es una hazaña épica que pone al límite los recursos de mi procesador.

Así que probaré un tiempo el Ubuntu en el netbook y si va bien, quizá mande Vista / XP al peo y me pase del todo al software libre, convirtiéndome en una suerte de pionero libertario que hace profundas y cojonudas afirmaciones por la libertad al usar software no contaminado por…

O quizá no, quizá usar un software u otro, un hardware u otro no sea una cuestión de ideología ni estás cambiando el mundo, en realidad, al menos no de una manera que tenga que ver con tu intencionalidad porque en realidad no tienes ni puta idea de qué significa tu acción en el contexto de miles de millones, y en realidad pretender que lo sabes es cancamusa. Usar un software libre sólo tiene una ventaja fundamental: tú no lo pagas directamente. Pero eso no quiere decir que sea gratis. Mozilla es una empresa, que paga salarios y tiene gente en plantilla y por ello persigue una rentabilidad. Y no son mejores que Microsoft porque Mozilla está compuesta de gente sana y santa con las mejores intenciones y que donan a ONGs y ayudan a viejecitas, mientras que Microsoft está compuesta de hijoputas que le roban piruletas a los críos y matan gatetes a patadas. No, el problema es que muchos de los productos de Microsoft son una mierda en bote, y valen mucho dinero.

Yo creo que la calidad es lo que debe determinar el uso que hacemos de nuestras herramientas, y no las ideologías gilipollescas. Si alguien quiere pensar que es un héroe antisistema porque usa todo tipo de software libre, mejor para él. Yo lo meto mentalmente en el mismo campo que a los idiotas que se pelean por si su móvil Android es mejor o peor que un iPhone. Como si es que el móvil lo hubieran diseñado y construido ellos. El orgullo y la sensación de superioridad (moral o de cualquier otro tipo) por usar una herramienta es algo que me da la risa floja.

Vaya, y este iba a ser un post cortito. Mañana uno un poco más largo sobre por qué la lotería puede ser vista como una expresión de irresponsabilidad personal, más que nada por tocar los cojones.

Anuncios