Acabo de llegar de entrevistarme con una consultora en la Pijolandia barcelonesa, pasando un frío del 15 y casi desnucándome con las placas de hielo que alfombran las aceras. La entrevista muy bien, gracias. Hemos visto que tenemos (al menos en la superficie) ideas muy similares, y esperamos noticias. Nada por ahí que añadir. Otros clientes ya me han dicho que para el año que viene, pero en mi trabajo eso significa que de aquí a mediados de enero es improbable que salga nada.

Eso significa una cosa.

Creo que estoy de vacaciones. Qué virguería. Al menos, hasta el año que viene. De enero en adelante hay mucho, mucho trabajo. Pero desde hoy hasta mañana, proclamo oficialmente que estoy de vacaciones. Voy a empezar a buscar cosas lúdicas que hacer.

Este es básicamente mi plan

Un esquema de mi plan para las próximas semanas.

Anuncios