Gente sin complejos y con problemas de corazón

Gente sin complejos y con problemas de corazón

Estrategia: tras cada comida, tras cada picoteo, lávate los dientes. Mejor aún si usas hilo dental, también. Ya está. Haz esto cada vez que comas, por poco que sea.

Por qué funciona: La autodisciplina falla a menudo porque va en contra de tus impulsos.Decirte a ti mismo “No te comas ese bollo” es enfrentar lo que quieres ahora con una cosa diferente que quieres y que ocurrirá luego (perder peso), por razones que además no son directamente comparables. Buena suerte.

Una estrategia mejor es ejercer la autodisciplina sobre algo que no requiere vencer ninguna oposición, una acción positiva. Se necesita mucha menos autodisciplina para obligarte a hacer algo que no te apetece (lavarte los dientes, hilo dental) que para obligarte a NO hacer algo que quieres (zampar bollos). Además, lavarse los dientes, aunque puede no ser divertido en sí, tiene una recompensa al finalizar.

Son las 8 de la tarde. Has merendado y te has lavado los dientes tras ello, pero ves unas galletas. Podrías comerlas pero… ah, qué pereza.

Haz esto una parte de tu vida. Tras cada comida, cepillo e hilo. Haz que la sensación de no tener los dientes limpios sea inusual, extraña, algo que no eres tú.

Ya está.

No intentes dejar de ser alguien (alguien que pica entre horas). Intenta empezar a ser alguien distinto (alguien que se lava mucho los dientes).

EDIT: Olvidé decir que esta es una traducción de un excelente artículo encontrado aquí.
http://thelastpsychiatrist.com/2009/05/how_to_lose_weight.html

Anuncios