No importa cuánto pretendamos avanzar, cuánto estudiemos, cuánto creamos saber, nada separará nunca a la masa de un buen linchamiento por los motivos más veniales y subjetivos. Tampoco importa lo listo que se suponga que eres, of course.

Anuncios