En Gmail uno puede poner diversos temas, de modo que la apariencia de la web cambie, y sea más o menos clara, con dibujos, etcétera. Hay muchos  temas diferentes y demás.

Una de las opciones es poner un tema aleatorio, de modo que Gmail lo va cambiando cada vez que accedes o que se refresca la página. Y por supuesto, es lo que me pareció mejor idea, porque me gusta cambiar de aspecto las cosas de vez en cuando y me agrada la idea de que me sorprendan cuando abro el correo electrónico. Claro, te puedes encontrar con esto (pinchad para verlo grande):

Observemos el cucurucho de helado a la izquierda y lloremos.

Observemos el cucurucho de helado a la izquierda y lloremos.

Me siento sucio. En particular, mirad a la izquierda bajo el link del Inbox. Ese cucurucho se burla de mí.

Anuncios