Tanto lío por una cosa tan pequeña

Tanto lío por una cosa tan pequeña

Sanidad ha aprobado que se venda la píldora postcoital sin receta. Como con la mayoría de irrelevancias en este país, se ha liado gran polémica, en general por la parte de los preocupados de siempre, que gozan de este tipo de cosas.

En realidad, el escándalo es sobre algo nulo, porque la píldora ya se podía conseguir sin problema en centros de salud y servicios de urgencia, en general de gratis. Y en la farmacia te soplan 20 euros por lo mismo. Así que en realidad, nada nuevo. Siempre es más fácil ir a urgencias que encontrar una farmacia abierta.

Por otro lado, Ana Pastor, coordinadora de política social y bienestar del PP dice lo de siempre: que es un despropósito, que es un paso atrás en la práctica médica y lo habitual. Pero lo que me llama la atención de verdad es que dice: “este fármaco sólo debería usarse en casos de verdadera emergencia.”

¿Y qué coño de emergencia va a ser, si no es que se te ha roto el condón mientras estás con tu pareja? ¿Para qué otro tipo de emergencias sirve? ¿Para una arteria perforada? ¿Para una sobredosis? Las únicas emergencias para las que se puede usar esta píldora son las emergencias para las que se vende actualmente. ¿Y esta tarada tiene un cargo? ¿Por qué?

El otro gran caballo de los eternamente preocupados (como los idiotas estos, siempre buenos para unas risas) es que se va a usar el aborto como contracepción. Pueden sostener esta sandez porque:

  1. no saben cómo funciona un embarazo, y creen que es un mágico proceso instantáneo en vez de la cantidad de horas que lleva la fecundación y,
  2. no saben cómo funciona el medicamento.

El medicamento no interrumpe el embarazo. Si estás embarazada, el medicamento no funciona. No, tampoco afecta al feto. El medicamento previene que el óvulo (aún por fecundar) pueda ser fecundado. Si ya está fecundado, la toma no tiene efecto. La píldora es un segundo condón, a grandes rasgos, salvando la posibilidad (pequeña) de la manifestación de pequeños efectos secundarios.

En la asociación de listos en la que milito, se han dado algunas reacciones (más moderadas, eso sí), sobre todo por preocupación ante los posibles efectos secundarios de la píldora (que los hay, como con cualquier medicamento). Como decía allí: Entiendo que es básicamente una cuestión de contexto. En el caso de la píldora postcoital no puedes contemplar las recetas por las restricciones de tiempo. Entiendo que también se evalúan los costes: entre que la chica se exponga a los efectos secundarios de la píldora, y a los de un aborto, pues en riesgos y costes nos quedamos con la píldora. Las consecuencias indeseadas de un aborto son mayores, creo que podemos estar de acuerdo. 

O no. Como todas las polémicas de este estilo, durarán como… no sé… la gripe del cerdo. ¿No? ¿Aún sigue coleando? No puede ser, si el mundo no se ha acabado.

Anuncios