Hoy salgo para Madrid, viaje relámpago que acaba mañana para coger un cliente grande, grande. O recogerlo, según se mire. Deseadme suerte. Nur ya me está arrugando el morro desde ayer, como poco. No llevamos bien lo de separarnos, aunque sean 36 horas.

§

Después de un mes paradito, parece que el trabajo empieza a despegar otra vez y van saliendo cosas. Ahora los clientes dicen que bueno, que parece que no hay tanta crisis. Incluso algunos que decían que lo mismo iban a cerrar ahora quieren propuestas jugosas. Sólo tengo uno que de verdad va de culo, pero creo que si aguanta un poco más volverá a la normalidad, como llevo tiempo diciendo. después de todo, soy tan capaz de hacer predicciones acertadas como cualquier economista. O mejores.

§

El sábado Nur, Deirdre y yo estuvimos en una de las dos fiestas anuales que da Sociedad Cerrada. Fue muy, muy divertido. La gente de un buen rollo estupendo, el local amplio y confortable, y mucha imaginación en los disfraces, las ideas y todo. La pega es la de la música tecnochungo, pero qué quieres. Una gran experiencia, sin duda.

§

Por otro lado, el resto del fin de semana ha sido jugar a rol un poco y perrear con Nur mucho. La pobre tuvo el viernes la primera experiencia de perder un personaje (inhalación de gas venenoso), si bien Tiberio y Sus consiguieron vengarla y liquidar al dragón hijueputa que la mató. Más suerte la próxima vez, preciosa. Por otro lado, la del domingo fue bien, y ahora los personajes tienen un barco vikingo y una tripulación para  saquear y ganar gloria. Pena que un error de cálculo haya acabado con sus familias. 

§

La partida de Diplomacia online me tiene enganchadísimo. No tengo ni idea de qué pasará, pero está de lo más emocionante, con el centro de Europa hecho un completo caos, Austria casi destruida por el Turco y el Ruso, éste último a pique de desayunar en Berlín si echa una carrerita, el Italiano aguantando como puede. Sea como sea, Britania triunfará al final.

§

Una amiga muy querida pasa por uno de los peores momentos que se pueden pasar. Estoy lejos, pero al mismo tiempo estoy contigo. Aguanta y sigue, preciosa.  Estamos contigo y te queremos.

§

Magnífico directo de una canción que me chifla. Aquí la dejo, por nada en particular.

Anuncios