Todo es un complot. Todo.

Todo es un complot. Todo.

 

Hoy vamos a hablar de la gripe porcina, porque soy un oportunista tan grande como los demás, y me puedo reir gratis de mucha gente. Que siempre es un plus.

Una de las cosas buenas que tiene Internet es que le da voz a muchísima gente. Una consecuencia natural de este hecho es que muchísimos de ellos son completos e irremediables imbéciles desinformados. O periodistas, tanto da. Imbéciles con voz, claro.

Las características que definen con más claridad a esta fauna son las siguientes:

  • Una incapacidad absoluta para contrastar ninguna información que se les presenta, por lo que todo lo que se les diga ha de ser verdad.
  • Una carencia completa de memoria, por lo que se olvidan de todas las veces que predijeron el fin del mundo y la civilización antes, y se equivocaron.

Uno de estos héroes que se encuentran por Internet se ha tomado la molestia de recopilar toneladas de comentarios idiotas que ha visto por Twitter, que como dicen aquí, “es genial para observar cómo se desarrolla el pánico desinformado.” Y tiene razón: es muy muy difícil decidirse por la mejor de todas las imbecilidades que se han encontrado.

Si tengo que elegir una y sólo una, me quedo con esta:

la prohibición mundial de fumar ha sido el primer paso para generar pulmones más limpios lo que harían a la población menos inmune al virus

Oh, seas quien seas, gracias por ser un completo subnormal. Por supuesto, no faltan las alusiones religiosas, las culpas a Obama, el Nuevo Orden Mundial, los gays… está todo, no falta nada.

Leed, leed e ilumináos, sentiros superiores a las hordas de analfabetos funcionales que encuentran en las tertulias a los bares la solución a todos los misterios. Yo ya me siento mucho más guapo, inteligente, informado y en todos los sentidos mejor persona.

Si os tomáis la molestia de leer aunque sólo sea una pequeña parte de esta joya, sed amables conmigo y dejad en los comentarios cuál es vuestra favorita. Es un copia – pega de nada, y podemos echar unas risas juntos.

De aquí a 3 meses veremos si el mundo se ha acabado. Mi voto es que no, pero habrá otra cosa de qué preocuparse.


Anuncios