Ir a IKEA puede ser una experiencia rápida (hemos tardado como una hora, comiendo allí y todo), pero desde luego nunca te gastas los lerus que tenías presupuestados. Qué hijos de perra.

Tengo un montón de ideas para posts largos y profundos y eso, y me gustaría hablar de la RAM, así como cagarme en el Hotel Sansi de Lleida, QUE ES UNA PUTA MIERDA EN SALSA. Pero ahora me voy al jacuzzi con Nur, así que otro día.

Anuncios