Los economistas son, fundamentalmente, gente que es maravillosa explicando los fenómenos económicos, a condición de que estos hayan sucedido hace al menos una década. Pero como ocurre con los malos científicos, su capacidad predictiva (fuera de lo que cualquier persona con sentido común puede alcanzar), es más o menos de cero. Esto da lugar a que a menudo, personas que no pertenecen a ese mundo de la economía, puedan hacer predicciones a largo plazo con enorme precisión. También da lugar a que yo me descojone de risa cada vez que alguien salta con que los economistas son científicos.

Hace unos 10 años, supuestamente el 15 de noviembre del 98, el maestro Pérez – Reverte escribió una joya que podéis encontrar aquí. No pego el texto porque es mucho espacio, y si no tienes tiempo de leer el enlace, no tendrías tiempo de leerlo aquí de todas maneras. Así que id a verlo: 10 años antes, cuando todo el mundo, empezando por los reputados economistas, estaba seguro de que esto iba a ser la Tierra de Nunca Bajarás, y que los pisos siempre serían Eldorado. Que el capitalismo era invulnerable y que algo así no podía pasar.

A ver: yo soy un tanto escéptico con la crisis. Escéptico en el sentido de que no creo que esto vaya a durar mucho tiempo, ni será tan devastador como lo pintan algunos, haciendo predicciones. Creo que hay crisis, pero no creo que sea como el crack del 29. Entre otras cosas porque los minglanillas encorbatados de hoy día no tienen cojones de tirarse por las ventanas de Wall Street. Quizá habría que empujarles.

Y mientras yo escribía esta entrada, han actualizado su web con ésta, su más reciente patente. A ver, dentro de 10 años, si el jefe tenía razón o no.

Anuncios