Un aula de formación, al final del descanso del café. M.J. (alumno danés impresionantemente idéntico a Brad Pitt) e Imperator conversan en inglés mientras la gente va al baño, se sienta, viene de fumar el piti y esas cosas.

– M.J.: Barcelona es un sitio muy raro y muy complicado. Todo el mundo es muy conservador y muy tradicional para muchas cosas, pero tratan de disimularlo todo echando una capa muy gruesa como de modernidad, ¿sabes? Y entonces te encuentras a gente que políticamente son unos carcas adorando cosas pseudoartísticas que no entienden porque son modernas. En ese sentido, me gusta más Sevilla.

– Imperator: Claro, en Sevilla son rancios y tradicionales, pero no lo disimulan con modernidades ni historias. Es Semana Santa, Rocío, y curas a saco.

– M.J.: Bueno, pues en la parte francesa de Cataluña es muchísimo peor.

– Imperator: Me imagino que por allí no deben saber ni cómo ponerse las gafas de pasta negra.

No tengo ni idea de por qué he dicho eso, pero ahí estábamos, riendo. No sé por qué he dicho eso. Nunca he estado por esa parte de Francia (o Cataluña, o lo que sea). Debe ser una especie de pulsión institiva o algo.

Anuncios