Muy majo, pero de lejos.

Muy majo, pero de lejos

La honestidad es como el sexo anal. Queda muy bien cuando lo ves en una peli porno y todo el mundo parece que se lo pasa de pelotas, pero si no estás habituado, cuando te toca a ti es una cosa bastante sucia y que duele lo suyo.

Por eso la honestidad es como el sexo anal: a todo el mundo se le llena la boca con ello, pero poner el culito pocos. Y por eso House es un médico al que nadie querría tener cerca.

Anuncios