Ayer mi móvil se cayó al WC. Por suerte no acababa de usarlo, y sólo había agua limpia, pero no lo tomó bien de todas maneras. Es la primera vez que veo morir un móvil, y es exactamente igual de miserable que ver morir cualquier otra cosa. Tras tratar de secarlo, lo he cogido hoy y la cosa no luce mejor. Es que no somos nada. Mi vida está llena de glamour. 

Por suerte, mOlecula tenía un móvil liberado de sobra, y la SIM no se había ahogado, con que puede cambiar a un móvil temporal mientras llegaba el diagnóstico definitivo. Por desgracia, los cargadores de Nokia que tengo en casa no son compatibles con este modelo (yo creí que sí), de modo que descuidadamente gasté la muy mayor parte de la batería anoche hablando con Nur, pensando que lo podría recargar. Ahora lo tengo apagado junto a mí, para ahorrar el resto de batería que me queda por si lo necesito el día de hoy, que me voy a hacer el descenso de las Hoces del Duratón. Y no puedo decidir si comprarme otro o tratar de salvar este. Le he dado unas horas más para ver si se recupera.

UPDATE: Resulta que SAMURGirl guarda todos los móviles viejos y tiene un Nokia cuyo cargador vale. Esta niña vale su peso en uranio.

Entramos ya en la recta final de mi última estancia larga en Madrid y las cosas por hacer se me acumulan, y algunas tendré que posponerlas porque no me da tiempo y otras no tengo que posponerlas pero no sé si me apetecerá hacerlas. Y no puedo decidir cuáles. Soy como una hoja arrastrada por un río impetuoso, y bastante hago con no estrellarme contra las rocas. No sé si al final habrá un remanso de aguas tranquilas o una puta catarata.

Igual que no puedo decidir si darle sedantes al gato o darle un mazazo y llevarlo inconsciente a Barcelona. O darle ambas cosas. Ayer le dimos el doble de la ración que el veterinario ponía como suficiente, por consejo del propio veterinario, y el hijo de puta no se caía ni a tiros. Seguro, tenía los ojos de borracho más divertidos del mundo, se le caía la cabeza y las patitas le flojeaban, y no podía subir de un salto a las cosas, pero no se dormía. Este gato está hecho de la semilla de Satán, 7 kilos de maldad y odio.

Así que no puedo decidir, como le pasa al Joker en este maravilloso montaje de un aficionado entre la serie de animación de Batman y la canción Scissor Sisters I Can’t Decide. Barbián, esta canción va por ti, sobre todo la parte en negrita. Sí, la que explica por qué no puedo decidirme a matarte.

 

It’s not easy having yourself a good time

Greasing up those bets and betters

Watching out they don’t four-letter

Fuck and kiss you both at the same time

Smells-like something I’ve forgotten

Curled up died and now it’s rotten


I’m not a gangster tonight

Don’t want to be a bad guy

I’m just a loner baby

And now you’re gotten in my way


I can’t decide

Whether you should live or die

Oh, you’ll probably go to heaven

Please don’t hang your head and cry

No wonder why

My heart feels dead inside

It’s cold and hard and petrified

Lock the doors and close the blinds

We’re going for a ride


It’s a bitch convincing people to like you

If I stop now call me a quitter

If lies were cats you’d be a litter

Pleasing everyone isn’t like you

Dancing jigs until I’m crippled

Slug ten drinks I won’t get pickled


I’ve got to hand it to you

You’ve played by all the same rules

It takes the truth to fool me

And now you’ve made me angry


I can’t decide

Whether you should live or die

Oh, you’ll probably go to heaven

Please don’t hang your head and cry

No wonder why

My heart feels dead inside

It’s cold and hard and petrified

Lock the doors and close the blinds

We’re going for a ride


Oh I could throw you in the lake

Or feed you poisoned birthday cake

I wont deny I’m gonna miss you when you’re gone

Oh I could bury you alive

But you might crawl out with a knife

And kill me when I’m sleeping

That’s why


I can’t decide

Whether you should live or die

Oh, you’ll probably go to heaven

Please don’t hang your head and cry

No wonder why

My heart feels dead inside

It’s cold and hard and petrified

Lock the doors and close the blinds

We’re going for a ride

Anuncios