La madurez es eterna

He descubierto que la relación entre la vida real y Sensación de Vivir es una relación inversa.

En Sensación de Vivir tenemos un montón de treintañeros que van por ahí pretendiendo ser adolescentes.

En la vida real tenemos montones de adolescentes eternos que pretenden ser adultos.

Anuncios