… con lo que una cosa más tachada de la Lista Infinita.

A veces quieres decir cosas y encuentras que otro las ha dicho con más gracia que tú, y a veces hace mucho mucho tiempo. Lo cual supongo que demuestra que en realidad, nada nuevo hay bajo el sol y todo se repite, como la morcilla o como el fútbol. Presencias acontecimientos a tu alrededor y te asombras, te preguntas cómo puede ser y tal y cual, pero la respuesta obvia y verdadera es que en realidad, siempre fue así.

Puto es el hombre que de putas fía,
y puto el que sus gustos apetece;
puto es el estipendio que se ofrece
en pago de su puta compañía.

Puto es el gusto, y puta la alegría
que el rato putaril nos encarece;
y yo diré que es puto a quien parece
que no sois puta vos, señora mía.

Mas llámenme a mí puto enamorado,
si al cabo para puta no os dejare;
y como puto muera yo quemado,

si de otras tales putas me pagare;
porque las putas graves son costosas,
y las putillas viles, afrentosas.

– Don Francisco de Quevedo y Villegas

Los clásicos, chicos, siempre los clásicos. Después de acabar una estupenda recopilación de R. E. Howard con relatos de Kull de Valusia (reseña en breve para que sepáis lo que vale un peine) me meto a releer a Dumas, aprovechando que el Circulo ha editado la supuesta novela inédita del pavo, y que el Pisuerga pasa por Valladolid.

Pocos días ya para estar de vacaciones con Nur y que todo me empiece a dar más y más igual. Mis felicitaciones a los que ya se han ido, y mi sincero ánimo a los que aún han de esperar. Nos vemos en breve por aquí.

Anuncios