La Bella y el Bestia.

El otro día Nur y yo pasamos a visitar al Capi y Lady Napalm por su casa en Pijolandia. Porque yo no conocía todavía a la hija de

ambos, y eso no puede ser, a estas alturas.

Así que fuimos allí y nos encontramos con una preciosa criatura que, por fortuna, le ha salido mucho mucho a su madre, porque menuda tostada si le llega a salir al padre. Rubia, sonriente, simpática y hermosa. Así va a ser como Doro Pesch, pero más grande. Siempre que no le salga al padre, claro, porque entonces saldrá más bien como Beth, o alguna triunfita similar. No importa, nosotros cuidaremos de ella.

Y si no os lo créeis, fijaros en los dos bellezones, mano a mano en una foto que tenía que

Duelo de bellezones

hacer.

Yo por mi parte, me hice una foto con la criatura, pero estoy como bastante eclipsado por su bellesón. Mis cualidades son otras, desde luego, no lucir bonito al lado de los bebés.

El Capi, con dos pedazo de chicas. La suerte de los idiotas.Muchas felicidades, desgraciado. Nunca pensé que de tus torpes manejos pudiera salir algo tan bonito. Y si no os lo creéis, no tenéis más que ver la foto adjunta, donde el Capi trata de no parecer un anormal, sin éxito.

El pie de foto de la 3ª podría ser Nur diciendo: “¡Chicas, no permitáis que se reproduzca de nuevo!” La verdad, a mí me parece que tiene todo el sentido del mundo.

Por otro lado, puede que Barbián sienta amenazado su puesto como Cosa Más Mona Que Hay, porque estando en el piso unos días antes, nos llegó a poner esta cara. No sé vosotros, pero yo me alegro de que cerremos la puerta del pasillo y lo dejemos al otro lado cuando dormimos. Con esa cara, no se sabe.

Mi gato canaliza al demonio

Anuncios