Pues eso, tras una larga sequía, vuelvo a tener un ordenador en casa. Sólo me queda recolocar los datos en el nuevo disco duro, y a volar.

Nada más que eso. Sigan circulando, no hay nada que ver aquí.

Anuncios