Este vídeo demuestra que uno puede llegar a ciertas edades y seguir teniendo problemas para abotonarse los vaqueros debido al inmenso tamaño del rabo que uno se gasta. Especialmente si eres un verdadero metal warrior. Y ellos lo son. Cuando las penas y esas mierdas asoman la cabeza hay muchos remedios posibles, pero a mí los Maiden nunca me han defraudado.

Anuncios