Entonces le dijo a Arwen: “Al fin, Dama Estrella de la Tarde, la más hermosa de este mundo y la más amada, mi mundo empieza a desvanecerse. Y bien: hemos recogido y hemos gastado, y ahora se aproxima el momento de pagar.”

El Señor de los Anillos, apéndice: “La Historia de Aragorn y Arwen”

Gracias por todo, Rapunzell. Gracias por los abrazos, por el amor, y por las risas. Gracias por enseñarme a mirar el mundo de otra manera. Gracias por probarme y ser el espejo en el que me he visto reflejado para alegrías y para penas. Por los momentos que han sido buenos y los que no lo han sido. Te querré siempre.

Anuncios