Hace unos días se ha celebrado el Congreso de Webmasters en Madrid. Y se han soltado cosas como estas:

Jorge Martín, Jefe del Grupo de Seguridad Lógica de la Brigada de Investigación Tecnológica en la Comisaría General de Policía Judicial:

Derechos de autor. No pasa nada, podeis bajar lo que querais del eMule. Pero no lo vendais.

Paloma Llaneza, abogado y Auditora de Sistemas de Información, en su ponencia sobre las leyes que nos afectan en Internet:

Si hay algún miembro de la Sociedad de Autores que se identifique, para no decir cosas que no se deben decir. Y el representante de la policía también.

ShareMula tiene enlaces publicitarios de tipo sexual, que todos sabemos que son los que dan dinero. Los enlaces publicitarios de las hermanitas de la caridad vendiendo galletitas no te llevan a ningún lado.

No podemos ser más irresponsables en Internet de lo que somos fuera de ella.

Ramoncín quiso saber quién era el titular adminitrativo de la página, y en vez de hacerlo él mismo contrató unos súper detectives privados que en un momentazo CSI consiguieron averiguarlo. Con un Whois.

Ahí queda eso. Por otro lado, Lucía Etxebarría se descuelga con esto

Y yo me descojono, perdone, de que cuando me hablen de piratería en la red se refieran a que hay gente que se baja las canciones del emule, y no a que entre todos los internautas patrios estemos pagando el ADSL más lento y caro de Europa.

Hablaba de los problemas con los proveedores de Internet, y despues de nuestra experiencia con Ya.com no seré yo el que se lo discuta.

Todo esto vía HacheMuda, a donde llegué mediante Halón Disparado. Porque reconocer la autoría de las cosas no necesariamente implica que algunos pongan la mano para llevárselo muerto.

Por otro lado, ayer y hoy algunos llegaron aquí buscando “el culo más grande del mundo,” “tetas mutantes,” o consultando acerca de este tema: “tengo tetas soy hombre.” El más friki llegó buscando “peso de los pulmones en cabras de corral.” No, yo tampoco tengo ni idea de qué cojones significa eso. Espero que les haya aprovechado.

Anuncios