Pues ya es oficial: me he matriculado en la Escuela Oficial de Idiomas, voy a aprender francés. A falta de saber si me han admitido en el máster de Psicología Clínica de la Complutense (me preinscribí por Internet, a ver qué pasa), ya he conseguido volver a clase. Está bien, al fin: hacía bastante tiempo que no aprendía nada nuevo (entendiendo por aprender algo nuevo el hacer cursos de algo o cosas así, porque desde hace años estoy aprendiendo hasta latín clásico). Voy a volver a clase y aprender cosas, y estoy muy contento.

La administración pública no deja de sorprenderme. Si bien me voy habituando al ritmo de trabajo de ahí, hay cosas que no dejan de pasmarme. Y a veces me cabrearía, pero la verdad es que paso. Puedo hacer muchas cosas provechosas con el tiempo en el trabajo, y la semana que viene cobraré y me parecerá todo mucho mejor.

Anuncios