Acabo de hablar por MSN con Peivol, que ahora vive en Almería, trabaja de lo que le gusta y está feliz.

Yo también estoy feliz.

Anuncios