El ValhallaEl sábado celebré mi cumpleaños con Stephy y POU. Sí, es más de un mes de retraso. Ya ves qué cosas. La fiesta fue un éxito bastante completo y me llovieron los regalos, cosa que, sinceramente, no me esperaba. Lo pasamos muy bien, reímos muchísimo, y sólo queda dar las gracias a todos los que estuvieron ahí.

En particular quiero agradecer a Fantine su consideración por pensar que regalarme el DVD de la película / atentado contra los derechos humanos Annie sería una buena idea. Tengo la peli en la balda, con las demás, mientras pienso qué uso darle exactamente. Por ejemplo, afilar el borde del DVD lo bastante como para usarlo como arma arrojadiza para decapitarte cuando menos lo esperes. Ya veremos.

Por cierto, otra mención especial para los genios (no recuerdo exactamente quiénes) que decidieron pillarme los DVDs y libro de autoayuda de un payaso llamado Osho. Es obvio para cualquiera que me conoce que yo estoy muy en esos rollos trascendentales y tal. En serio, se me salta el lacre del orto de la emoción. Va lo primero a mi lista de cosas por hacer. Sí, la que acabo de echar al WC.

Pero me han regalado toneladas de cosas cojonudas, por ejemplo, la extensión del Guitar Hero para rock de los 80. Oh yeah. Combinada con la guitarra inalámbrica que Rapun me regaló, me han hecho una persona feliz. Ya he hecho 5 estrellas con Heat of the Moment, de Asia. A ver qué más temas trae. Dios, cómo me gusta este juego. Aunque el mejor regalo lo recibí el mismo día 7 de agosto. A pesar de que la industria turística granadina intentó evitarlo.

El trabajo, por otro lado, se arrastra. Hoy nos han felicitado a E. y a mí por lo mucho que hemos adelantado en 2 semanas a pesar de que muchas cosas no las podíamos hacer porque el jefe no estaba. Luego nos han recomendado cariñosamente que nos lo tomemos con más calma, porque si no nos van a sobrar 3 de los 6 meses del proyecto. Administración pública. Cosas veredes, Sancho. Todo el mundo está aquí con depre postvacacional, y tomándoselo con calma no sea que alguien se haga daño. Lo mismo que el retromongo del Capi decía en su blog, vaya.

Y es que uno tiene que tener una actitud positiva en el trabajo. Como los conductores de transporte público de Nueva York:

Por favor, no se sienten en el borde de la plataforma mientras esperan el tren. No sólo podrían perder las piernas, sin que podrían retrasar a los demás pasajeros.

La siguiente parada es North White Plains, y todos deben bajar porque el tren será llevado a las cocheras. Sí, las cocheras…. Y ustedes no quieren ir a las cocheras. Es un lugar oscuro y solitario…

Este es el tren local nº 6. Siguiente parada la calle 42, Grand Central, Y recuerden, amigos, si están teniendo un mal día, no traten de tener un día bueno. Es simplemente imposible. Próxima parada, calle 42.

Una vez más, damas y canalleros, hoy es 31 de Julio. Los abonos del mes de noviembre no son válidos en este tren.

Esta es la voz de su conductor. Recuerden, sólo yo puedo mover el tren. [Pausa mientras el tren arranca] ¿Ven? Exactamente así.

East Tremont Avenue, correspondencia con la línea 40 y 42… ¡Pónganse las zapatillas de correr, ahí va el 40!

OK, todo el mundo al lado derecho del bus. Hoy vamos con 3 ruedas, y hay que mantener el equilibrio.

A su derecha verán una estatua de bronce de Adam Clayton Powell, primer congresista negro… Parece que está huyendo de la policía.

[Vía overheardinnewyork.com, un sitio donde la gente pone cosas que escucha andando por la ciudad. Impagable.]

Anuncios