Hoy ha llegado un paquete de Amazon que no esperaba: The Last Kingdom, de Bernard Cornwell. La sorpresa ha sido doble porque, por un lado, no lo esperaba (queda una temporada para mi cumpleaños) y por el otro no ha venido de la persona que esperaba. Y no tengo ni idea de quién ha sido, pero esto me pone muy blandito por dentro así que, a quien sea, gracias de corazón. Tu regalo ha llegado.

 

Por cierto, gracias a Keller, tengo desde esta noche una guitarra eléctrica en casa, un pequeño amplificador, y mucha curiosidad por ver a dónde me lleva eso. Para que luego digan que los vídeojuegos no son importantes.

Anuncios