Nuestra reflexión Forrest Gump de hoy:

La vida es… diferente de la música. Al contrario que con ésta, no necesitas que tenga ritmo ni armonía para disfrutarla. Puede ser una mezcla de partes que no encajan y aún así molar. Corrijo: es más como una jam session de jazz.

A todos nos gustaría que la vida fuera una preciosa y ordenada composición, de una estructura perfecta como las obras de Bach. Maiko lo dijo hace algún tiempo, y aunque simpatizo con sus sentimientos, no estoy de acuerdo. Creo que la vida no necesita guionistas: el azar es más interesante. Creo que la gente entra cuando debe, siempre. Y la BSO de tu vida es cosa tuya. Yo estoy encantado con la mía, y es de esas pocas cosas que uno elige.

En vacaciones la vida pierde el ritmo, porque si lo haces bien, planificas poco. Fíjate, yo tenía que haber hecho la compra ya. Y aquí estoy, tocándome los huevos. Mi vida carece de ritmo, programa… y qué bien. Ahora mi gato anda por la barandilla y quizá esté pensando en añadir un toque de emoción a este tranquilo día. Cabrón.

Anuncios