El año es 1984.

Rapun acaba de escapar de una base secreta de un grupo de terroristas nazis en el Círculo Polar Ártico, destruyéndola de paso, tras ser torturada e interrogada, escapar de la celda, entrar en el ordenador del Conde Von Glöda para averiguar dónde sería el golpe final de su Operación Rompehielos, y robar un avión para escapar. Después de eso, un vuelo contrarreloj hasta la isla de Thera, esquivando las patrullas de los diferentes espacios aéreos que ha ido violando.

Al llegar a la isla de Thera tuvo que entrar en unas cuevas submarinas, neutralizar a los guardias, y llegar hasta la caverna donde el Conde Von Glöda y su aliado del KGB, Kolya Mosolov, estaban acabando de preparar una bomba atómica para asesinar a los líderes de una cumbre de servicios secretos de ambos bloques provocando el caos en Europa. Tras neutralizar al Conde con ayuda de Mosolov (al que había seducido previamente atrayéndolo a su bando), consiguió desactivar la bomba nuclear al tercer intento… de un máximo de tres. Con el marcador de la bomba marcando 002 segundos para la detonación.

El año es 1984 y la Guerra Fría sigue ardiendo. El nombre es Lauper, Cindy Lauper. Su número es 002, con licencia para matar.

Joder, qué grandes son los juegos de rol. Chúpate esa, Pierce Brosnan.

Anuncios