Igor ya ha empezado a rajarse, parece. 1 hora y 10 minutos después de que le mandara el primer email, ya dice que lo revisará con el contable y me dirá algo. Veremos qué tal se desarrolla esto.

Es lo que pasa cuando tomas decisiones que rompen contratos que no conoces porque ni te has molestado en leerlos. Tío ridículo.

Anuncios