¿Pensábais que se me olvidaba? Pues no. Viernes musical es lo que toca.

Parece mentira que hayan pasado 14 años desde entonces, pero aquí os dejo este monstruoso clásico de David Bowie: Jump, they say. Recuerdo haber visto esta canción en la tele mientras desayunaba (entonces veía un programa de Canal Sur de vídeoclips). En aquel momento pensé que era la BSO de una peli de ciencia ficción que todavía no se había hecho. La letra de la canción aquí. Algún día escribiré una partida de rol basada en esta canción y su vídeoclip, y será la partida que defina el antes y el después de las partidas de ci-fi. No kidding 🙂

Y esta es Sky, de una chica que se llamaba Sonique. Una de las pocas canciones de baile de los últimos tiempos que logró impresionarme tanto que hasta me pillé el disco, que no esta nada mal (se llama Hear my cry). La letra podéis leerla aquí. No es que sea para echar cohetes, pero es mejor que el 99% de lo que uno escucha por ahí. El final del vídeoclip tiene su gracia. Gran canción para un viernes.

Y como el heavy me gusta, y la ocasión lo merece (que es viernes), os pongo The Wicker Man de Iron Maide, del disco Brave New World, que es el disco en el que Bruce Dickinson volvió a cantar con el grupo. Fue un retorno muy esperado y me encantó, un disco que se abre con un tema que es un mazazo, una pared de sonido. Aunque envejezcan y se corten el pelo, los rockeros no mueren ni se venden. Letras aquí, y chequeadlas, porque me parece una canción tremendamente optimista y positiva (sobre todo viendo algunas que se marcan los Maiden).

Anuncios