En Te Lo Digo Por Tu Bien me he encontrado, casualidades de la vida, con esta hermosa joya de sabiduría (ojo, el post es largo):

Todo el mundo sabe lo que es un musical: un mundo paralelo en el que los protagonistas tiene la suerte de que todas las frases que pronuncian rimen y además tengan música. En el que las masas hablan cantando al unísono y se mueven a la vez. En el que el argumento tiene la enjundia de una sopa de sobre.
Vamos, que o le ponen decorados y efectos que den el pego o más te hubiera valido invertir los 30 euros en Gescartera.

Perfecto. Sencillamente perfecto.

Anuncios