Pillad esta canción y escuchadla, zorras.

On the day I was born, the nurses all gathered ‘round
And they gazed in wide wonder, at the joy they had found
The head nurse spoke up, and she said leave this one alone
She could tell right away, that I was bad to the bone
Bad to the bone
Bad to the bone
B-B-B-B-Bad to the bone
B-B-B-B-Bad
B-B-B-B-Bad
Bad to the bone

I broke a thousand hearts, before I met you
I’ll break a thousand more baby, before I am through
I wanna be yours pretty baby, yours and yours alone
I’m here to tell ya honey, that I’m bad to the bone
Bad to the bone
B-B-B-Bad
B-B-B-Bad
B-B-B-Bad
Bad to the bone

I make a rich woman beg, I’ll make a good woman steal
I’ll make an old woman blush, and make a young woman squeal
I wanna be yours pretty baby, yours and yours alone
I’m here to tell ya honey, that I’m bad to the bone
B-B-B-B-Bad
B-B-B-B-Bad
B-B-B-B-Bad
Bad to the bone

– George Thorogood & The Destroyers

Si algún día tengo un grupo de música, se llamará Imperator & The Destroyers.  Es la clase de nombre (y de rock) que se mea encima de Marilyn Manson y esas nenazas blandorras de heavies que tenemos hoy día (por ejemplo, Mago de Oz). Claro que yo siempre he pensado que Motorhead y grupos de esa quinta son 8 veces más duros, más bestias y más potentes que esos cretinos de suecos que salen pintados como el Cuervo, todo cuero y pinchos, aullando y eructando sobre lo paganos y satánicos que son. Y tocan mejor.

Probablemente George Thorogood podría subirse al escenario del Metalmanía o de Whacken!, atizarle al payaso de turno con la guitarra, y hacer rock que tumbase a la gente de culo conforme sonara el primer acorde. Luego seguramente se bebería 2 destilerías de Jack Daniels, y se cepillaría a todas las cantantes del cartel, sí, a esas que siempre cantan en plan súper lírico y lánguido letras que parecen Rimas de Bécquer, en esos días que Bécquer se olvidaba del Prozac. Después podría beberse el resto de bares de la zona y empezar con las groupies y las fans (ex-fans) de los demás grupos. Y todo eso antes de que acabe el festival y se vaya al siguiente concierto. Porque eso es el rock & roll.

Y si dudáis de esto que os digo, chequead esta sencilla ecuación que Kritias / Lord Darth Mendex nos propone aquí (esta va por ti, Napalm). Es matemáticas, ¡así que será verdad!

Hasta luego.

Anuncios