Nicholas Cage a punto de señalar con el dedo.Ayer Rapun y yo fuimos con Athair, Tomber y Tindriel a ver el Motorista Fantasma. Para Orgullosa estará vuestra madre.qué.

Lo cierto es que no es un problema de expectativas: yo me imaginaba que seria muy mala, porque es lo que supongo siempre que voy a ver una peli de superheroes o similar, basada en algo que probablemente ni el director ni el guionista han leído más que por encima. Porque cuando un fan de algo trata de hacer una adaptación de ese algo, al menos notas un cierto entusiasmo, un cierto cariño. El director de esta peli odia su trabajo, igual que Ang Lee odiaba su trabajo cuando hizo Hulk. Intensamente. ¿No os lo creéis? Mirad las fotos. Esa gente se odia.

Pero no me imaginaba lo mala mala mala que sería la peli. En serio, manteneos alejados de ella.

Por otro lado, hace mucho que no hablo aquí de trabajo. Me refiero a hablar de verdad. Así que, en muy breve en este blog, Las Cosas de Igor, una sección de periodicidad variable en las que relataré las hazañas de un imbécil que, desde su puesto de subdirector, ha conseguido convertir una empresa que sería el sueño húmedo de muchos psicólogos, en una zona de guerra en la que sólo 3 trabajadores llevan más de un año (el gerente, una chica competente que, por eso mismo, me dijo que estaba pensando en darse de baja, y él). Nuevas historias de terror desde el mundo de los RRHH. Porque os lo merecéis.

Anuncios