Pues eso, que a las 14 cojo un tren a Santiago, para ir a dar un cursito. Hacía mucho que no tenía que viajar por motivos de curro, y es un tanto deprimente, dormir en un hotel sólo y esas cosas. Además, hace mucho que no paso por Santiago, y no sé bien que haré fuera de las horas de curso (a las 17:30 salgo). Ojalá haya Internet en el hotel. Eso si me dicen qué hotel es el mío, porque aún no me lo han dicho, estoy esperando a que me llamen para confirmarlo. No molaría llegar a las 21:30 a Santiago tras 7 horas y media de tren y descubrir que no sabes qué hotel tienes.

Pero cuando vuelva el jueves noche a casa y abrace a mi chica se habrá acabado este pico de trabajo, y dedicaré la siguiente semana a mantener una actividad mínima en el proyecto que tengo (sólo estoy seleccionando puestos sencillos), y a vegetar salvajemente el resto del tiempo.

Nos veremos pronto.

Anuncios