Anoche estuvimos en casa de Darth Mendex y Maryjoe por primera vez, y fue una gran visita. Hablamos, reímos, nos maravillamos de las tapas del bar de al lado de su casa, y jugamos a diferentes cosas. En particular a un juego de PS2 que me dejó tumbado en el sofá, boqueando y pidiendo más.

Me refiero al Guitar Hero II. Aparentemente, una chorradica en la que juegas con un mando en forma de guitarra, tratando de tocar canciones clásicas del rock. Hay unos botones de colores en el mástil que simulan pulsar las cuerdas, un mando en el hacha que representa la púa, y una palanca para la distorsión. Sobre todo parece una guitarra para niños.

Y es como el puto crack. Es el juego más cojonudo que he visto últimamente. Quiero ese juego. Quiero practicar un número insano de horas al día para acabar haciendo esto que hace este tío:

Me cago en el copón. He hallado mi destino.

Anuncios