Esta entrada está también en “Me Cago en Tó,” ese blog que el hermano DartH Mendex me ha invitado a crear:

Una amiga mía me ha pasado este enlace, y yo que soy tonto lo he abierto:

David Bisbal se confiesa adicto a iTunes y sólo compra música por Internet.

“Si ilegalizaran programas como eMule se salvaría la música.”

Me cago en su puta madre. Para empezar, porque al pinchar en el enlace he acabado en su puta página web de mierda. Ahora tendré que rascarme el cerebro con un cepillo de púas de metal y echar lejía para limpiarme del todola contaminación. Para seguir, porque me cabrean los hipócritas como él. Me cabrean enormemente.

Bisbalín, retrasado, cuando te saques la polla de la discográfica o de la SGAE de la boca, procura que sea para meterte el cañón de una escopeta en la boca y pintar la pared de tu casa con la mierda que tengas dentro de la cabeza. Y asi imitas a esa gran bolsa de mierda que fue Kurt Cobain, y su mejor acto musical en toda su penosa vida. Eso sí que merecería una gala.

Para salvar la música, so tontolahaba, habria que prohibirte cantar a tí. O mejor, cogerte por esos pelos de muñeca chochona que tenías, arrastrarte por ellos a la calle y pegarte dos putos tiros en el cielo de la boca. Lo único que puede acabar con la música son los tipos y tipas como tú, los campeones de la mediocridad, los productos de los encorbatados del marketing, ensalzados por la TV más borrega y cutre que haya existido. Y que además, tratáis de eliminar el derecho de la gente a acceder a la cultura, de modo que el arte sea otra vez sólo para los que lo puedan pagar.

Así que si quieres salvar la música, salta por una puta ventana, subnormal. No ardieras.

Anuncios