Hoy he aprendido una cosa curiosa de mi compañera L., que es ingeniero industrial.

Un sistema es “fail-fast” (fallo rápido) cuando se detiene completamente tan pronto como algo va mal, en vez de tratar de recuperarse de los errores. El fallo rápido es considerado una propiedad tan valiosa que los ingenieros a menudo llegaran muy lejos para asegurarse que sus sistemas se paralicen tan pronto algo se rompe.

¿Por qué se tomaría alguien un trabajo extra para hacer su sistema menos robusto? Pues porque es más fácil detectar qué falló, puesto que en un sistema de fallo rápido siempre sabes que la última cosa que hiciste está rota. esto hace mucho más fácil el rediseño o la reparación.

Evidentemente, el fallo rápido es una característica valorada en el diseño, de cara a conseguir sistemas que luego (a) no tengan fallos o (b) tengan buenos mecanismos de recuperación, que ya has testeado. Pero es una propiedad tremendamente valiosa.

Los ingenieros son unos grandes tipos para esto. Ahora figuráos qué pasaría si lográramos aplicar este principio a muchas otras facetas de nuestra vida.

Figuráos lo que sería que nuestras relaciones fueran fail-fast. Que, cuando algo va mal con tu novia, la relación se parara en seco, y supieras inmediatamente qué ha fallado, para poder rediseñar y reparar, en vez de tratar de soportar el error y seguir adelante.

No volveríamos a tener nunca situaciones de “Tú siempre…” ya que a la primera tendríamos notificación inmediata del fallo. Nada de cosas que se ulceran y se pudren hasta que florecen como resentimientos. Nada de guardar rencores por desaires no percibidos.

También podría ser genial si el trabajo fuera fail-fast. Los primeros ensayos se interrumpirían abruptamente, pero cada vez iríamos refinando más el sistema, haciéndolo más robusto. O cualquier otra cosa que se os ocurra.

Me pregunto si alguna vez los ingenieros han tratado de desarrollar esto para las vidas de las personas. Quizá los psicólogos deberíamos tratar de pensar en ello, y aprender algo de los ingenieros.

Anuncios