Muy buenas noticias para los fans de Tolkien, según la CNN:

En el próximo año se publicará un cuento incocluso de J.R.R.Tolkien ambientado en la Primera Edad, llamado “Los Hijos de Húrin.” Es un cuento que Tolkien dejó sin acabar allá por 1918. Para los que nos gusta ‘El Silmarillion’ y toda esa época de la Tierra Media, es una buena noticia.

En esta misma onda, el Emperador os recomienda sin la más mínima duda o reserva La Sombra del Viento de Carlos Ruiz Zafón. Hasta ahora es el puto mejor libro que he leído en todo el año, sin discusión. No sólo es un libro interesante e inteligente, sino que está escrito con una belleza y una poesía poco comunes; dan unas ganas locas de irse a vivir a Barcelona (pero a la Barcelona de posguerra) mientras uno lo lee. Gracias Rapun por regalármelo por mi cumpleaños, y gracias a Diletante por recomendárselo y darle la idea.

Otro libro a leer es La Catedral del Mar, de Ildefonso Falcones. Aún no lo he acabado, pero va muy bien. Si os gustó Los Pilares de la Tierra, este probablemente os gustará. Está ambientado en la Barcelona del siglo XIV, pero la construcción de la catedral (al contrario que en el libro de Follett) es sólo el fondo sobre el que se desarrolla la historia.

Y para acabar recomendando algo de ciencia – ficción, tratad de localizar (que es muy difícil) Viaje a un planeta wu – wei, de Gabriel Bermúdez Castillo. De lo mejor que ha dado este país en el campo de la ci-fi. Y de ese mismo autor, El Señor de la Rueda, que es también ci-fi y también divertidísimo.

Y aunque no sea ya novedad (sucedió en Junio), la editorial Edhasa, en su colección Fantasy Nebulae, va a reeditar en español la saga de Elric de Melniboné de Michael Moorcock. Básicamente, este libro es el heavy metal de la fantasía (no sólo porque Moorcock haya tocado con Hawkwind o con The Blue Oyster Cult), y es un oasis si, como yo, opinas que todos los autores (fuera de Tolkien y alguna otra rara avis) que saquen novelas de fantasía con elfitos, magos, enanitos y dragones deberían ser disecados con un soplete y enculados por una manada de leones rabiosos.
Bueno, pues ya no tenéis excusa para no leer bien. Sed buenos.

Anuncios