El papa Ratzinger ha pronunciado un discurso en la Universidad de Ratisbona. Podéis leer el texto completo aquí. Leedlo antes de opinar.

Es un discurso sobre la relación entre fe y razón. En una parte del discurso, el Papa cita la opinión de un emperador bizantino, Miguel Paleologo (¡en 1391!), sobre la imposibilidad de lograr la conversión a la fe por la violencia. Es la opinión de un señor muerto hace más de 6 siglos, no la del Papa. El Papa la usa para liustrar la idea de que no se puede imponer la fe por la violencia, y como a Miguel Paleologo los turcos le iban a asediar Constantinopla de 1394 a 1402, el tema le tocaba de cerca. Es importante notar que, en el resto del discurso, el Papa se dedica más a tratar sobre el desarrollo de la fe y la razón en el Occidente, y no vuelve a mencionar al Islam.

Por supuesto, la reacción de las hordas de idiotas fanatizados y muertos de hambre no se ha hecho esperar. Es tan risible que resulta patético. Podéis leer sobre ello en cualquier sitio, así que no pongo enlaces. Que cada uno busque la fuente que más le guste.

Sin embargo, es risible. Y aquí pego algunas declaraciones que me han hecho mucha gracia, cortesía de la rama iraquí de Al Qaeda.

Las amenazas más duras llegaron ayer de la rama iraquí de Al Qaeda, que, en unión de sus aliados, compone el llamado Consejo de la Shura de los Muyahidines. El consejo advirtió al Papa de que él y Occidente están «condenados» y proclamó que la yihad (guerra santa) continuará hasta que el Islam domine el mundo.

En serio, ¿no os suena a discurso de supervillano de película de James Bond? Sería cojonudo que la Shura de los Muyahidines tuviera una base secreta en una montaña que se abriera por la mitad para revelar un cañon laser o algo así. Y que su jefe fuera en realidad el Doctor Muerte. Pero conociendo el procedimiento de actuación habitual, lo más probable es que se reúnan en una cueva, con sus cabras. Eso sí, lo de que en Occidente estamos “condenados” gana puntos por discurso gótico y villanesco.

«Vosotros, infieles y déspotas, (sabed) que continuaremos nuestra yihad y nunca nos detendremos hasta que Dios nos avale para cortar vuestro cuello y enarbolar la bandera del monoteísmo cuando el mandato de Dios se establezca y gobierne a todos los pueblos y naciones», reza el comunicado.

Bueno, si Dios tiene que mandaros el permiso por escrito mi cuello y yo podemos descansar tranquilos. No es como si Dios estuviera escribiendo todo el rato. La verdad es que se pronuncia bastante poco, en estos días. Es posible que tenga bloqueo de escritor. Y espero que el monoteísmo tenga una bandera bonita.

El grupo afirma que los musulmanes saldrán victoriosos y se dirige al Papa como el «devoto de la cruz» afirmando que «vos y Occidente estáis condenados como podéis ver por la derrota en Irak, Afganistán, Chechenia y todas partes». «Romperemos la cruz, derramaremos licor e impondremos el impuesto de la cabeza; entonces lo único aceptable será la conversión (al Islam) o (la muerte por) la espada».

Esto sí que es genial. Al menos aciertan con lo de el devoto de la cruz, porque Ratzinger sí parece ser un tipo devoto con las cruces. Por ser el Papa, y eso. Pero lo de las victorias en Afganistán, Chechenia y todas partes es de risa. ¿Victorias? ¿A qué llamas victoria, imbécil? En Afganistán los americanos tienen lo que querían. En Iraq, están consiguiendo lo que quieren. En estos países, los yanquis han puesto su gobierno títere, creando de paso suficiente disensión entre vosotros, para que os dediquéis a mataros los unos a los otros como mongolos. ¿Cuántos buenos musulmanes habéis matado en vuestra “victoria” sobre Occidente? Estúpidos hijos de perra, si ni siquiera sois capaces de parar un momento de masacraros.

¿Victoria en Chechenia? No me hagáis reír aún más.

Pero es la última parte la que habla por sí sola. Por supuesto, ese no es el sentir de todo el Islam. Evidentemente no todos los musulmanes opinan eso. Pero esa última parte es la inteligente estrategia que asegura que no váis a comer otra cosa que mierda humeante durante las próximas décadas.

¿Sabéis una cosa, comemierdas? El Islam ya no es el coco de Europa, como en tiempos pasados. La ira del Islam era una cosa a temer en la Edad Media, cuando los niveles tecnológicos eran comparables y eran una potencia militar comparable en todos los aspectos. Pero eso hace ya mucho que no es así.

El Islam más radical puede provocar bajas civiles en Occidente mediante atentados terroristas, claro. Pero la verdad, eso no ayuda a su causa, porque no crea la clase de inestabilidad social que ellos desean. De hecho, lo único que acaba consiguiendo es un parcial de muertos para su bando bastante acojonante. ¿Cuántos muertos habéis causado en Occidente con el 11 – S? ¿Cuántos habéis sufrido vosotros después, imbéciles hijos de perra? ¿Cuánta de vuestra gente ha muerto en esa victoriosa cruzada que lleváis siglos perdiendo? ¿Y lo más importante, a cuántos habéis asesinado vosotros, cabrones?

Y eso no es lo peor: lo peor es que ese tipo de declaraciones enciende a nuestros propios oligofrénicos, de los que andamos más que bien servidos, para que empiecen a porculizarnos con la “amenaza del Islam” (inexistente) y a decir, como algunos políticos de extrema derecha italiana, que lo que tenía que hacer el Papa es convocar otra Cruzada como hicieron sus predecesores, que sí que los tenían bien puestos.

Y esos anormales no son lo peor, porque a fin de cuentas nadie les hace caso. Lo peor es que los mongolos de Al Qaeda y similares legitiman y mantienen en el poder a tarados como Bush. Al PP no le sirvió porque son demasiado alpargateros como para responder bien, pero si no fuera así tendríamos a Rajoy de presidente tras el 11 – M. Y todos contentos con enviar tropas a Iraq, Afganistán, o Mierdistán, para patearles el culo a esa gente y devolverlos a la Edad de Piedra, porque esos cabrones han matado a nuestra gente. El 11 – S fue lo mejor que le podía haber pasado a Bush para llevar su política como él deseaba.

Qué patético desperdicio de amenazas y bilis. Qué asco de desperdicios de oxígeno.

Anuncios