Pues sí. El miércoles me piro a ver a Depeche Mode a Granada, y estaré hasta el día 7 lejos de mi hogar, con lo que no sé si podré actualizar un poco el blog.

Tras un fin de semana magnífico, lleno de piscina y cantidades de cerveza elevadas, he llegado a la conclusión de que si bien tengo ahora menos amigos que antes, son mucho mejores amigos que antes y estoy aún más a gusto con ellos que antes. Es algo normal, supongo, que vayan cayendo conforme te haces mayor, pero nadie me avisó de que se iría haciendo mejor.

Y para que no lloréis mucho la ausencia de vuestro Emperador que os quiere, os dejo esta versión de 2005 de un clásico de 1975, cortesía de alguien que os juro que pensaba que estaba muerto. Pero a los alemanes les vuelve loco, vaya usted a saber por qué.

Sed buenos.

Anuncios