Cuando uno hace más de una cosa a la vez, si es organizado puede ser más productivo. Pero por otro lado, aumenta la probabilidad de hacer una cagada.

Ayer metí una buena cagada en una lista de la que soy moderador. Por suerte, una intervención rápida y unas disculpas lo han solucionado. La cosa no ha pasado a erupción volcánica.

Que me sirva de lección: cuando hagas una cosa, haz esa cosa y nada más. Ya sea comer, trabajar, o contestar un mail. Especialmente cuando vas a pulsar "Reenvío" o "Responder" 😛

Ya me he dado un buen montón de collejas.

Y recordad: Satán nos mira.

Anuncios