Un merecido homenaje.

El texto reza así:

Asombroso.

Es reconfortante saber que, no importa lo que hagas en la vida, jamás será tan asombroso como esta película.

Para mucha gente este texto es una gran verdad. No estoy de acuerdo con ella, pero puedo comprender que para muchas personas sea grato el pensar que siempre habrá cosas puras y hermosas, que nunca perderán su lustre y que siempre serán tan buenas como la primera vez. Y para mí también las hay, simplemente, no creo que tu vida no pueda ser mejor que esas cosas. Pero para mí Star Wars, Tolkien, Howard, El Club de los Cinco, y otras muchas obras son tan válidas y emotivas hoy como cuándo las experimenté por primera vez.

Por eso cada vez me cuesta más entender por qué la gente se subleva tanto cuando se hace una adaptación de una obra favorita, y esa adaptación es inferior a la original 9 de 10 veces.

Este viernes se estrena V de Vendetta, la adaptación cinematográfica de la maravillosa obra de cómic realizada por Alan Moore (para mí el mejor guionista de cómic que conozco) y David Lloyd. La película será perpetrada (pero no dirigida) por los Wachowski y Joel Silver, que han dirigido vídeoclips tan bonitos e interesantes como Matrix, y tan horripilantes como los otros dos que salieron después y que trato de no recordar para no caer dormido en el sitio. El director es un novel que ha trabajado en Matrix y el Episodio II de Star Wars. Wow. Menudo carrerón.

Igual que otras obras maestras de Moore (From Hell, La Liga de los Hombres Extraordinarios), ésta será probablemente violada en gangbang por Hollywood y abandonada muerta y desfigurada en la cuneta. Alan Moore ya expresó que no queríaAquí vemos a V hablando de política saber nada del proyecto, que según parece se llevó a cabo porque David Lloyd sí vendió su parte de los derechos sobre la obra. Lo que he oído ha llegado hasta el extremo de que Moore podría haber demandado a Lloyd, los Wachowski o a Hollywood (según quién lo cuente) por el pedazo de mierda que van a perpetrar. Quién sabe. Desde luego, Lloyd vendió los derechos sin permiso de Moore.

Esto quiere decir que, igual que pasó con El Señor de los Anillos, con Conan, y con un centenar de adaptaciones más de novela a cine, saldrán legiones de fans de debajo de las piedras aullando, rasgándose las vestiduras, y clamando que se encarcele a los autores de esa adaptación, sin importar si la película es en sí buena o mala. Lo importante es que no es un clon exacto del original, hasta el último punto y la última coma.

Pajilleros. Pajilleros todos.

A mí me chifla el cómic La Liga de los Hombres Extraordinarios, y la película me pareció una extraordinaria mierda. Pero no porque no sea nada fiel al cómic, que no lo es en absoluto. Me pareció una mierda porque es una mierda. Punto. Porque es penosa el 90% del metraje. Y si no es fiel me importa un peo de mona.

Conan el Bárbaro es una de mis pelis favoritas, y en mi opinión una de las mejores de todos los tiempos. No se parece gran cosa a los relatos de Howard, salvo quizá en el fondo del personaje y poco más. El villano no es un villano de Conan, es un villano del Rey Kull (otro personaje de Howard), Subotai es inventado, Valeria no es como en el libro, Conan no fue esclavo de niño ni su aldea arrasada, y así. Y eso da igual. La película es sencillamente brutal y magnífica.
Otro ejemplo: El Señor de los Anillos es mi libro favorito. Si en la película llegan a sacar a Tom Bombadil me levanto y me voy de la sala pegando alaridos. Y creo que la batalla del Abismo de Helm es la mejor de toda la trilogía porque aparecen un montón de elfos de Lórien a repartir hostias como jabatos, que en el libro no salen. Y me parece de puta madre que Faramir se lleve a Frodo y Sam a Osgiliath, para que sea posible plantear la escena tan alucinante que se plantea allí. Hala, ya lo he dicho. Eso sí, a la salida del cine podías ver al coro de matados aullando "¡Herejía!" y sollozando porque el director había violado a su libro favorito. Como si Peter Jackson hubiera ido a sus casas, quemado sus ejemplares del libro y matado a sus mascotas.

Y creo que las adaptaciones de Drácula y Entrevista con el vampiro son en ciertos aspectos superiores a las obras originales, especialmente Drácula, porque el original me pareció un coñazo. Y así hay ejemplos ad nauseam.
No creo (ya no) que existan esas llamadas violaciones artísticas. Cuando vaya a ver V de Vendetta al cine no me importa si es fiel al original o no. Sé que probablemente no lo será. Me preocuparé de si la película es o no es buena por sí misma, y si no lo es, no sufriré mucho. Porque el original está en mi casa, tan hermoso y magnífico como siempre ha sido, y podré leerlo cuantas veces quiera y disfrutarlo todas ellas.

Así que id al cine, leed libros, cómics, escuchad versiones de canciones y tratad de hacerlo sin torturaros pensando si es o no es fiel al original o no. Una adaptación es simplemente eso, un trabajo de un artista que se basa en el de otro para hacer lo que le sale de los cojones. Decidid si os gusta o no sin tener que caer en postureos de fan rabioso, que es una de las cosas que yo tanto detesto de la mayoría de los roleros, frikis, y aficionados a subculturillas en general.

Y por lo que más queráis, fans de mierda, dejad de lloriquear. Nadie va a ir a vuestra puta casa a quemaros los originales. Id a pelárosla en paz.

Imperator fuera.

Anuncios