¿Sabéis otra cosa que odio de los manuales de rol? La puta manía de incluir largos y farragosos relatos de pseudoliteratura, supuestamente para dar ambiente al juego o ilustrar algún aspecto del mismo. Generalmente al comienzo de cada capítulo, y siempre al principio del libro. Los manuales del Mundo de Tinieblas son los peores culpables de esto.
Lo que acaba sucediendo la mayoría de veces es que arrastro los ojos a través de un truño a medio cagar defecado por algún pretencioso aprendiz de escritor, que peca de todos los defectos de la mala literatura, y además está lleno de simpáticas cosas como, por ejemplo, que los personajes de ese relato hacen cosas que son imposibles según las reglas del juego. Para ahorrar a los diseñadores de juegos el trabajo de fingir que han escrito algo original, propongo esta plantilla que reúne todos los relatos de ficción en juego que en el mundo del rol han sido. De este modo, queda al descubierto que en realidad todos los relatos de ficción de los juegos de rol (y las novelas de Robert Jordan) han sido escritas por un chino encadenado en un sótano, que reproduce esta plantilla una y otra vez.

La prosa purpúrea llovía del cielo como una mala metáfora. Tipo Chulo entra en escena, armado con el arma típica de la ambientación.

El niño se acerca. “Pregunta inicial”, dice.

“Obscenidad gratuita para demostrar que este es un juego para adultos, no una infantilidad a lo D&D.” replicó el Tipo Chulo. “Jerga del juego usada sin explicación.”

“¿Jerga del juego?” preguntó el niño.

“Explicación de la jerga. Insulto al niño.” Tipo Chulo suspiró, usando entonces uno de sus poderes.

“¡Incredulidad!”

“Explicación del poder. Más jerga. Oh no — ¡son Los Malos del Juego!” Sacando su arma específica del juego y recurriendo a sus poderes, el Tipo Chulo se lanzó al ataque. La sangre y las vísceras volaban, mostrando una vez más la madurez y profundidad del juego.

El niño se unió a la lucha, usando el conocimiento recién adquirido para invocar un poder del juego. La balanza de la batalla cambió. A pesar de su terrible aspecto, Los Malos se vieron obligados a retirarse.

“¡Comentario vagamente amenazador!” gritó el líder de Los Malos mientras desaparecía.

“Admiración a regañadientes”, dijo el Tipo Chulo. “Ahora puedes empezar el camino de los mil pasos.”

(El juego DE VERDAD empieza aquí.)

Un consejo para las editoriales y autores de rol: eliminad esta mierda, ahorraros unas cuantas páginas de mierda inútil, y ahorradme a mí unos euros. Si bien hay excepciones a esto, en general no merece la pena el esfuerzo.

Imperator fuera

Anuncios