Habréis observado que en los últimos días han ido apareciendo diferentes comentarios en este blog que comienzan con alguna clase de eslogan alusivo al “cine racional.” A continuación se presenta alguna versión de una peli famosa en la que, debido a que el prota se comporta de forma racional en vez de como un perfecto subnormal, la peli acaba durando 10 minutos o menos. Esta clase de humor en la que demuestras que algo funciona simplemente porque el que lo hace y los que lo miran acuerdan ser unos imbéciles es extremadamente granadino, sobre todo si incluyes palabras que contengan “pollas” por algún lado. Por ello quiero echar mi contribución, en esta tarde soporífera.

GRANDES ÉXITOS DEL CINE RACIONAL DE AYER, HOY Y SIEMPRE presenta….

LOS GREMLINS

Rand Peltzer que entra en la tienda mierdosa del chino buscando un regalo para el retrasao de su chico. El chino se le acerca para venderle algo como el muerto de hambre desesperado que es. El padre empieza a desconfiar, pero deja que el viejo chino le enseñe a Gizmo, metido en su jaulita, todo mono y haciendo carantoñas.

– RAND PELTZER (pensando): Hostia, le voy a regalar esto al chico, que así lo mismo deja de matarse a pajas ni pollas.

– RAND: Me llevo el bicho este. ¿Esto qué coño come?

– CHINO: Tienes que cumplir tres reglas. Nada de luz brillante, nada de mojarlo, y sobre todo nada de darle de comer después de medianoche.

– RAND: Tío, que se joda el bicho de mierda este. Le compro un gato al crío y va que arde, será soplapollas el chino este… (y se va de la tienda).

Tu ru tu ruruuuuuuuuuuuuu

Duración: 6 minutos. Technicolor. Dolby THX

Anuncios