Pues este ha sido mi último día como autónomo. Mañana vuelvo a ser un currito asalariado, dejándome la vida en una oficina y esas cosas que tan horribles han de ser, supongo.

Pero ahora veamos el lado cojonudo:

He currado una media de 40 – 50 horas mensuales, triplicando la pasta que ganaba en Zimbabwe Consulting. Casi no he tenido que buscar clientes sino que me ha caído todo a base de contactos y algo de morro. Y gracias a mi labor como autónomo he logrado un curro bastante majete en una consultora, mientras he dedicado una enorme cantidad de tiempo a la PS2, jugar a rol, y otras formas de vida contemplativa. Acabo de hacer la contabilidad, y la aventura me ha salido enormemente rentable, teniendo en cuenta que aún he de devolver IVA en abril y estas obligaciones fiscales. Me retiro del autoempleo habiendo ganado pasta y sin sufrir gastos de importancia.

Supongo que el trabajo que empiezo mañana tendrá sus pros y contras, pero teniendo presente la tónica ascendente que he llevado hasta ahora, me imagino que los pros superarán con creces a los contras. Y si no fuera así, está más que visto que puedo valerme solito y no me hace falta que alguien me contrate.

Bueno, ya os contaré.

Imperator fuera

Anuncios