Para los catetos como yo, el Feng Shui es una disciplina oriental de decoración de interiores, o un juego de rol sobre las pelis de Hong Kong, según te coja. Cuando lees un poco sobre el tema, descubres que eres gilipollas, y que no tienes ni idea. Así que, picado en tu amor propio, lees un poco más, de modo que ahora tengo la cantidad justa de conocimiento para hablar del tema como si supiera algo, y a la vez seguir siendo un ignorante de los cojones, que es como mejor se expresa uno en Internet.

El feng shui es una filosofía que tiene como objeto mejorar la vida de uno a base de canalizar una energía llamada chi que viene a ser como la Fuerza, decorando la casa de manera que favorezca la salida del chi rancio de la casa, y la entrada del chi molón, para que nos vaya todo bien. Se conoce que el chi se ve atraído o repelido por ciertos colores, formas, y posiciones de los muebles, las ventanas y tal.Bueno, como toda filosofía mística que lleva miles de años rodando, el feng shui ha acumulado una enorme carga de gilipolleces que ahora están de moda por ser orientales, que enmascaran una serie de ideas bastante buenas y evidentes en sí mismas. Una de estas buenas ideas, que me gusta particularmente, es la tirria que le tienen los practicantes de esto a la acumulación de chismes inútiles y basura.Según el feng shui, uno tiene que hacer limpiezas periódicas y frecuentes de objetos que ya no usa, o que le dan mal rollo, o que realmente los tenemos sin saber muy bien por qué. Según dicen, los trastos que no usamos o que no queremos atraen mal chi, y eso no mola. Así que una o dos veces al año hay que recorrer la casa a fondo y tirar, vender o regalar todo aquello que realmente no necesitamos, o no nos trae buenos recuerdos.

El feng shui tiene una visión global de sus propios principios: esto es, no sólo se aplican a la decoración, como yo pensaba, gilipollas de mi. Lo que vale para los trastos, también vale para las personas.

A menudo nos cargamos con relaciones que no queremos. A menudo, nos encontramos en compañías que no nos apetece aguantar, por una serie de absurdas, ultracomplejas e innecesarias leyes no escritas y que realmente no existen más allá de la realidad que queremos darles. El feng shui nos recomienda librarnos de esas relaciones. Y tiene razón.

A esas personas yo las llamo vampiros sociales. Son gente que toma, toma y no te da nada en absoluto, pero “tenemos” que cargar con ellos porque son familia, porque dan pena, porque…

Mierda para todo eso. Haced como Mazinger Z, que no se busca amigos innecesarios y así se concentra en darle de hostias a los robots del Barón Ashler.
Aquí veis a uno que va a lo sencillo en su vida social
Hay que aprender a hacer poda de la gente que no nos aporta nada, que no nos hace felices. Pasamos unas 6 – 8 horas al día durmiendo, muchas más trabajando, y unas pocas más haciendo tareas de casa, etcétera. El tiempo es valioso, no lo perdamos con sandeces. No tenemos la obligación de ser súpersociales. No tenemos la obligación de hacer caso a todo el mundo, ni de cuidar de todo el mundo. No somos niñeras.

Miras tu agenda y te la encuentras llena de millones de teléfonos de gente que no te importa, que no sabes por qué lo pediste, o incluso de gente con la que ya no te hablas. En tu Messenger hay iconos de gente con la que no has hablado jamás y que te importan un cipote. No vamos a hablar de lo que hay en tu agenda de correo electrónico.

Empieza a tirar trastos sociales. Plantéate si tus amigos, si tu pareja, si tu familia te dan realmente lo que necesitas. Y si no es así, ¿por qué mantienes la relación con ellos? Es mejor dejar que la relación se muera y cortar lazos con esa gente, que no acabar odiándoles, guardándoles rencor y haciéndote infeliz. Porque al final eso acaba volviendo a ti.

++++++++++++++++++++++++++++++++++

Rapun me acaba de berrear una canción de Joselito. Me cago en sus muertos.

Pensé que te haría ilusión, dice. La cabrona.

++++++++++++++++++++++++++++++++++

Una última cosa: se me ha ocurrido una de esas ideas imbéciles que sólo se me ocurren tras verlas en la Red. Dejad en los comentarios un tema sobre el que os gustaría que hablara, y escribiré un post sobre él. Puede ser cualquier tema. Es un ejercicio de escritura que me interesaría practicar. Gracias a todos lo que colaboren.

Imperator fuera.

Anuncios