Ayer Ya.com nos canceló la línea ADSL, de modo que en los próximos días habrá menos movimiento por aquí. Podemos leer y contestar correo, pero el blog se va a quedar un poco más parado, porque hay que redactar la entrada, conectarse, publicarla y desconectar echando virutas, ya que ahora sólo tenemos la conexión pagando a precio de llamada. Esperamos que sea poco tiempo, pero nunca puedes preveer qué hercúleo esfuerzo necesitarán los héroes de Telefónica para darle a un interruptor y autorizarnos el ADSL. Qué abnegados.

 

3 días y contando.

Anuncios