Coff, coff, cuánto polvo. Desde que no curro en ZC parece que tengo menos tiempo para escribir aquí :DLlevo unos días reflexionando mucho (desde que llegué a Granada), sobre si seré o no gilipollas, dado que por lo que veo muy poca gente piensa como yo respecto a algunos temas. A mí me parecen muy evidentes ciertas cosas, pero por lo que se ve yerro totalmente con el propósito del ejercicio, porque yo pensaba que las relaciones de pareja tenían una finalidad, y la mayoría de la gente le asigna otra distinta, que me parece poco productiva y bastante miserable. Además, no puedo descartar el asunto simplemente diciendo que los que hacen eso son unos retrasados, porque son gente a la que admiro y respeto. Y eso es lo que me hace dudar. ¿Qué pasa con mi forma de ver el mundo, que es tan diferente de la que gente que aprecio y que es inteligente? En fin. Hay mucho que decir sobre esto, pero lo diré mañana.

El lunes tuve mi segunda entrevista para un muy muy buen trabajo. Me han dicho sin embargo que la contratación, en caso de que me seleccionaran, sería para Noviembre. No me puedo quejar, la verdad es que así puedo exprimir al máximo la buena vida de freelance. Falta me hacía, y me viene muy bien con toda la mudanza de por medio.

De hecho, el trabajo es tan cojonudo tan cojonudo, que la tendencia en estos casos es que me lo den. Igual que pasó con el nuevo Palacio: cuando Rapunzell me contó que existía la posibilidad de pillar un piso debajo de su madre, ella dudaba si sería barato, si estaría bien, y si nos lo darían. Yo tuve la revelación desde el principio de que, un piso en esa zona y a buen precio era algo tan estupendo que seguro que eso sería lo que sucedería. Y así ha sido. Por algo soy cojonudólogo.

Rapun se ha visiado al Killzone. He creado (una vez más) un monstruito. Muy lindo, pero un monstruito. Me parece bien. Es muy bonito verla masacrando gente a la vez que te explica por qué los pobres no son tan malos, y que en realidad deberíamos haberles tratado mejor.

Quedan 8 días.

Anuncios