Una cosa que me fascina de los denominados magufos es su facilidad para volverse locos y montar un escándalo acerca de absolutamente nada. Ya sabéis, igual que la Conferencia Episcopal.Antes de nada, ¿qué es un magufo?

Según la Sociedad para el Avance del Pensamiento Científico, un magufo es:

Magufo: quien ejerce o "investiga" una pseudociencia. Puede ser un reportero de revista ufológica, un astrólogo o vidente, un divulgador, o un "activista" con cierta influencia. A diferencia del crédulo, está activamente comprometido con su pseudociencia, posiblemente a nivel profesional.

Los magufos pueblan las páginas de revistas serias y comprometidas como Año Cero, Más Allá, y otras de similar pelaje. Y son capaces de montar enormes circos acerca de nada, haciendo afirmaciones que uno ha de creer porque… bueno… porque hay que creerlas.

Un amiguete de los EEUU al que conozco por Internet, y que sabe lo pesado que es dejar pasar las horas hasta que me vaya de ZC, me ha pasado un ejemplar en PDF de la revista magufa FATE, concretamente el número de agosto. Y me he pasado la mañana desde las 11 partiéndome la caja.

Este ejemplar, que mostraba en su portada un misterioso avión volando sobre una misteriosa masa de agua mientras un muy misterioso texto rezaba ¡El Misterio del Triángulo de las Bermudas resuelto!, llamó inmediatamente mi atención. La portada no sólo promete revelar los secretos tras el famoso Triángulo de las Bermudas, además me tentaba con titulares como "Fotos de la NASA revelan OVNIs" y "Fantasma Español exorcizado por Bruja". ¡Y pensar que, hasta este día, me había arrastrado por mi vida vacía y sin sentido, preguntándome qué pasaba con el Fantasma Español! Aquí tenéis un breve resumen del ejemplar de agosto de 2005 de la revista Fate, para aquellos que tengáis demasiada vergüenza como para que os vean leyéndolo. Añado que en cada historia reproduzco extractos del perfil de sus autores, que aparece al principio del artículo. En serio, es para no creérselo.

HISTORIA IMPACTANTE Nº 1: LA ODISEA DEL TRIÁNGULO DE LAS BERMUDAS por Michael Bielawa.

Mike es un historiador del béisbol que ha publicado su poesía en numerosas revistas y periódicos. Una recopilación se puede hallar en la obra de historia antropológica de Michael Bell Comida para los Muertos: Sobre la Pista de los Vampiros en Nueva Inglaterra.

Bueno, está claro, cualquiera que escriba poesía sobre béisbol y vampiros sabe de lo que habla.

Lo primero que me impactó en esta obra maestra del periodismo de investigación fue el cambio de titular, de "¡El Misterio del Triángulo de las Bermudas Resuelto!" a "La Odisea del Triángulo de las Bermudas." ¡Qué decepción! Quiero decir, ese era el contenido principal de la revista; ¡al fin alguien había resuelto el misterio! La única razón por la que no sigo las noticias y me he acercado al Fate Magazine es porque ningún periódico da una explicación suficiente del Triángulo en cuestión. "Toda esta mierda sobre ese coñazo de guerra en Iraq está bien," me dije. "Pero en serio, ¿qué revista tiene lo que hace falta para cubrir el verdadero tema candente que tiene a España en vilo; ese maldito Triángulo de las Bermudas?" Ha menudo me asalta el miedo de que una mañana me despierte y me encuentre atrapado en el Triángulo de las Bermudas, sin poder escapar, ni siquiera chillando muy fuerte y tirando una cuerda en una dirección al azar. O algo.

Así que el misterio del Triángulo de las Bermudas es tan misterioso como siempre, y en vez de presentar un artículo que explica con riguroso detalle por qué la gente sigue escribiendo 60.000 artículos acerca de esa estupidez, Fate Magazine emplea 10 páginas en narrar historias que un amigo le contó a un vecino que le contó a un borracho que le contó a un oso humanoide vestido con traje y corbata, acerca de un avión que volaba a alguna parte y, antes de que el piloto se diera cuenta, algo le había ocurrido a algo y el piloto ERA COMPLETAMENTE INCAPAZ DE EVITARLO. El artículo acaba con el as de la aviación Bruce Gernon explicando cómo la "niebla electrónica" era responsable de, bueno, algo. Gernon dice que la niebla electrónica puede "adherirse a los aviones" y causar "túneles de tiempo," que son como túneles normales, no de tiempo, sólo que tienen mucho más tiempo metido dentro, como a presión, igual que la comida envasada al vacío. "¿Cómo consiguen meter tanto tiempo aquí?" es el eslógan de muchos túneles de tiempo famosos. El artículo concluye con la promesa de que la ciencia aceptará en algún momento futuro la teoría de la niebla electrónica, quizá cuando el MIT comience a ofertar cursos de elminiación avanzada de yetis.

Por esta mañana se acabó el tiempo. En cuanto pueda, la segunda historia que conmoverá vuestra vida para siempre y os hará abandonar la malvada ciencia: "Exorcismo al estilo Español."

The Imperator has left the building

Anuncios