++++ Dejo pasar perezosamente las horas que me quedan en Zimbabwe Consulting, hasta que sean las dos menos algo de la tarde y salga zumbando de aquí. Estoy embalando tranquilamente las cosas, se supone que la semana próxima los pintores vienen a pintarme el despacho, y en agosto se cambiarán los muebles del despacho. Mi sucesor los pillará prácticamente a estrenar. Por eso he dejado las llaves de la oficina, para que se las den a los pintores.Es bueno hacer todo esto. Son gestos simbólicos que me recuerdan que, muy pronto, voy a salir de aquí.

++++ Como otro buen presagio, las tarjetas de visita que encargué han llegado. Son preciosas, y estoy muy contento cómo han quedado. Especialmente porque 250 tarjetas sólo me han costado los gastos de envío. Pronto empezarán a circular.

++++ En cuanto salga, me voy con Rapun a ver el nuevo Palacio Imperial. Espero que esa visita no sea más que un trámite, y que lo único a decidir sea qué muebles hay que comprar. Procuraré dar mi mejor impresión de persona formal.

++++ Después de eso, recogemos los billetes a Gijón, y luego a casa a dejarlo todo listo y hacer las maletas, que mañana por la mañana nos vamos. Una semanita en uno de los mejores lugares del mundo, incluyendo la mejor chocolatería del mundo (dicen), unas playas preciosas (en las que no me llegué a bañar la primera vez que estuve), y donde encontraremos el restaurante en el que, por azar, Rapun y yo acabamos sentados el uno frente a la otra. Gracias a Thera y Chrolly por la hospitalidad y la oportunidad de volver, que ya tenía ganas.

++++ A la vuelta el Capi cumple años, así que he pensado en un conjunto de cuero para que pueda realizar su viejo sueño: ser una groupie de los Manowar debidamente ataviada. El tanga y el liguero te van a encantar. Son de cuero con pinchos.

++++ Después de esa fiesta, a Granada. Cumpliré 29 años allí. Quiero ver el Mediterráneo. Si hay suerte, Anarwen me lo pondrá fácil.

++++ Volvemos a Madrid, descansamos un poco, y vuelta al sur para las jornadas de rol Tierra de Nadie, que serán brutales. Tengo unas ganas in-de-cen-tes de que Rapun conozca eso. Además, un montón de tarados a los que me complace llamar amigos estarán por ahí, para llevarnos una vez más todos los premios del mundo. Eso es bueno.

++++ Al día siguiente de mi regreso de las TdN me incorporo al curro. En algún momento de los 7 días siguientes, me despediré y seré libre. En 15 días desde ese momento.

El 1 de Octubre me mudaré al nuevo Palacio Imperial. A solas con Rapun, en el centro de Madrid. Sólo se me ocurre un sitio mejor en el mundo. Todo se andará.

Va a ser un largo y fascinante trimestre.

The Imperator has left the building

Anuncios